viernes, 11 de agosto de 2017

Gilipollas mueren

En varios lugares de la tierra millones de personas están muriendo por su propia gilipollez. Científicos que estudiaron el suceso descubrieron que los habitantes del planeta tienen algún tipo de enfermedad mental que les insta a creer que si trabajan mucho ganando poco algún día ganarán mucho trabajando poco. De este modo se pasan toda la vida permitiendo que un reducido grupo de humanos sea inmensamente rico con acceso a todos los beneficios que ellos anhelan obtener algún día.

Piensan que existe un proceso meritocrático y que los mejores alcanzarán la riqueza. Lo inesperadamente estúpido de la creencia es que nadie es consciente de que la gran mayoría ocupará la posición de pobre durante toda su vida. No solo no son conscientes sino que neciamente, todos estos cretinos piensan que pueden llegar a ser los mejores a pesar de los impedimentos de su punto de partida, defectuosidad genética o falta de contactos.

El director del instituto Ramachandran, especializado en estudios sobre la subnormalidad humana, reseña que lo alarmante es la falta de confrontación con la realidad, siendo común que individuos sin preparación ni conocimiento inmersos en una vida de trabajo sin posibilidades de ascender siguen pensando que sirviendo platos en restaurantes o limpiando las aceras con escobas pueden llegar a ser ricos. En las encuestas realizadas se recibieron respuestas como:

''Creo que si transporto muy bien los platos de la cocina a la mesa alguien me valore y me conceda un puesto como CEO de Microsoft. No se que es CEO pero se cobra bien''

''Hoy he barrido muy bien la acera de la calle Panocha, sé que el Banco Santander está buscando un directivo para manejar la empresa en Asia, estoy trabajando duro para optar al puesto. Aunque no se si lo aceptaré, Asia tiene pinta de estar muy lejos''

''En mi trabajo comentan que soy el que mejor pone los ladrillos. Todos me dicen que me presente para presidente, que si la gente ve mi colocación de ladrillos ganaría. Estoy pensando en hacerles caso, pero si Tesla me hace una oferta para sustituir a Elon Musk lo aceptaría. Creo."

Debido a su imbecilidad todos estos humanos siguen avalando un sistema en el que nunca podrán prosperar, es más, parece ser que una vez se ubican como eternamente pobres dejan de desear medrar en la vida y se conforman con sobrevivir. La importancia de este estudio recae en el hallazgo final, con el que se demuestra la gilipollez absoluta del humano. Resulta que una vez dejan de participar de su creencia y se resignan a morir en la miseria, siguen dando lecciones a sus allegados sobre las maravillas de su sistema, aun cuando no tienen acceso a una buena sanidad, lo que les lleva a la muerte temprana en comparación con los que poseen incontable dinero.

El mismo grupo de investigación anunció. que su próximo proyecto tratará sobre la imposibilidad de estos alelados seres para darse cuenta de que la meritocracia es disfuncional cuando la sociedad es corrupta y el dinero se perpetua en grupos cerrados.

Los expertos señalan que sucesos de este tipo ocurren continuamente en la sociedad. Uno muy conocido es el de la lotería, donde millones de personas pagan para que una persona al azar se enriquezca.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Jurassic World, paradigma del cine moderno



Les mentiría si les dijese que no critico prácticamente toda película que veo. Pero hay diferencias.

Una película mala como ésta, es criticada y no sin razón, porque es mala cinematográficamente. Una película puede ser entretenida y ser una mierda colosal, pero no entretenida por divertida que es la mierda sino entretenida a secas.

Creo que lo importante a entender aquí es:

Ubicar la película en un marco económico: aunque no lo quieran creer, todo es dinero. Si la película a costado cojocientos millones y me haces una basura que no es mas que efectos especiales con un guion pésimo y unos peleles malmetidos en un croma... MAL. Pero si con poco dinero has conseguido no tener carencias visuales, el guion es bueno y se ha desarrollado como merecía... Bien, COÑO, BIEN.

A quien va dirigida la película: si es para zoquetes y es asco pocho todo, vale, ese publico ni lo nota ni le importa. Pero si es para público exigente que se fijará en cada detalle, que disfruta de los recursos, los planos, el resultado de una buena toma, el buen fluir del guion, el juego de malabares que supone enlazar emociones y sentimientos y es pocho asco... Eso es mielda.

No os diré las combinaciones posibles porque ustedes ya las saben. Esta película sin embargo, ha sido triste incluso orientándola al publico que quería entretenimiento, porque es floja, tipica y topica. Cualquiera que haya visto la primera va a sentirse ultrajada por poco que sea, a no ser que lo vea como guiños y ligereza por rememorar... La nostalgia a veces puede con la más aplastante lógica.

En fin bodrio al cuadrado.


¿Dónde coño está la libertad de expresión?



De verdad que tengo miedo, miedo o impotencia no se. Imaginense la poca libertad de expresión que creo tener que a veces deseo no ser conocido por nada. Imaginen que me vuelvo un popular Youtuber y hablo de cosas que algunos no quieren oír o no quieren que otros sepan... Si son poderosos o con contactos solo tienen que hacer unas llamadas, registrar mis vídeos, mis entradas, mis tweets, etc. Seguro que mas de uno resulta susceptible de malentenderse y que me increpen de apología a la violencia, al odio, al genocidio, a lo que sea que quieran. La TV sacara todo de contexto, cogerán imágenes, sonidos, entrelazarán mi imagen con masacres y generaran hacia mi el odio del ciudadano medio.

Uno nunca puede ganar esa batalla porque la ley matiza tan poco que simplemente dice que está prohibido hablar.

Yo hablaría de muchas otras cosas, sería mas gráfico, sería más mordaz y señalaría mucho más, pero no puedo. No me dejan. Tengo miedo, las noticias están ahí, los casos son muchos y por diversos motivos ya sea por humor, por filosofía, o por una complicada frase que no todos pueden entender o ver el fondo.

Si algún día caigo al ostracismo, espero que aunque hice este vídeo, aunque se lo dije mil veces, aunque lo saben y lo ven... Espero que en ese momento realmente absorban ese miedo de ver como realmente un hombre al que conocen medianamente ha sido privado de su libertad tan solo por abrir la boca.

Creo que las noticias corren muy rapido, tan rapido como quieren que olviden las personas. Cuando detienen a personas por sobrepasar la libertad de expresión, creo que todos piensan que algo horrible han hecho, y en muchos casos si, pero otros no, y como las noticias son morbo y no saber, nadie entiende lo que sucede realmente.

Parece que hay que conocer o padecer la desgracia para concienciarse de algo. Hasta que uno no tiene cáncer no piensa que le vaya a tocar, hasta que uno no tiene un accidente, un robo,..

Al final lo único que nos puede consolar en el mundo bajo estas circunstancias es la mayor tragedia para la mente, y es que la existencia es vana e inútil y si algun dia te estropean la vida siempre puedes pedir eutanasia. Ah, no, que también esta prohibido morirse.